Hoy te traemos la Ducati Monster 1200s Siluro by XTR. Además ahora está en venta, actualmente la puedes ver en el concesionario de la capital, Ducati Madrid. Te contamos las modificaciones de la Monster más bestial.

Con motivo del evento ducatista más importante de este año que tuvo lugar durante el mes de julio, el World Ducati Week 2016, Ducati Ibérica encargó a XTR Pepo, uno de los más importantes customizadores de nuestro país, una difícil tarea: convertir la monster más potente de la marca italiana en algo superior, darle un aspecto bestial, potenciando su espíritu más salvaje.ducati-monster-1200s-siluro-by-xtrpepo-12

El resultado fué la Ducati Monster 1200S Siluro y todo el que la ve por primera vez se queda alucinado por la agresividad que desprende esta customización realizada por Pepo Rosell, sin duda, el encargo ha sido todo un éxito.

Siluro, el nombre y parte de su estética hace referencia a la creación que nació en 1956 a partir de la base de una Gran Sport 100, una Ducati que fué creada para batir todos los récords de velocidad, (hasta 46 récords pulverizó), en aquella época estamos seguros que todo el mundo también se quedó anodadado al verla por primera vez.

Partiendo de la premisa de mantener el déposito, seña de identidad de la saga monster, Pepo desnudó la moto por completo, dejando sólo a la vista el chasis y el motor, modificando la instalación eléctrica al mínimo, para comenzar a trabajar a partir de este punto y conseguir una líneas limpias.

Esta Ducati Monster 1200s Siluro presenta un chasis multitubular de acero anclado a las culatas, todo en ella va anclado al motor, el depósito original ha sido recortado dejando así la culata trasera a la vista. El colín es un asiento de la época de Radical Ducati, asiento Rad02 Evo rediseñado, horquilla invertida Öhlins 48mm, amortiguador trasero y de dirección Öhlins, freno de doble disco de 320 mm delante con ABS, llantas de aleación ligera con mecanizado visto, estriberas de la panigale, intermitentes de led, piloto de led, faro elipsoidal con corta y larga en la misma óptica instalado en un frontal integrado en el original que le da aspecto de transformer, ofrece un peso con depósito lleno de 180kg. ducati-monster-1200s-siluro-by-xtrpepo-13

El subchasis ha sido modificado aprovechando los tubos originales, el basculante se ve claramente potenciado y lleva montadas piezas de carbono de Ducati Performance que la dotan de un aspecto deportivo. Las tapas de las correas de distribución han desaparecido por lo que es un espectáculo ver su movimiento imnotizante. No nos podemos olvidar de los escapes que quedan reducidos a un mono-escape termignoni hyper-recortado, le da el toque perfecto de bestiaje, suena increíble, un sonido brutal.

El pilotaje difiere bastante de la moto original, los 145cv se convierten en eXTRemandamente deportivos, con sensaciones de mayor agilidad y agresividad, esto es gracias a que al ser una moto más corta, con un manillar más ancho y un asiento de superbike, parece que estás subido en una auténtica moto de carreras.

Los colores están inspirados en la Siluro de 1956 de la que hablábamos anteriormente, una carrocería en gris con líneas rojas con varios detalles en su depósito, el Cavallino Rampante (que todos lo conoceréis cómo el caballo de Ferrari) que estuvo muy presente en las Ducati de los años 50 en honor haciendo referencia al Conde Francesco Baracca, héroe italiano de la aviación italiana que comabitó en la primera guerra mundial.ducati-monster-1200s-siluro-cavallino-rampante

En definitiva, estamos ante una Ducati Monster única e inimitable realizada por un preparador de renombre y ducatista, también único e inimitable cómo es Pepo Rosell, no pierdas la oportunidad de tenerla en tu garaje, ahora está a la venta y por tan sólo 19.500€ puede ser tuya, la puedes ver en el concesionario oficial Ducati de la capital, Ducati Madrid.

Fuente/fotografías web XTRPEPO

Share Button
Previous post

DesmoDonación de sangre el 8 de octubre

Next post

Teaser Ducati Supersport 2017 (Presentada el Martes 4 de octubre)

No Comment

Leave a reply