Los modelos de serie de “cárters anchos” representan el ápice de la línea evolutiva de las monocilíndricas Ducati, con distribución de un árbol de levas controlada a través de eje y engranajes cónicos.

Desarrolladas directamente de la familia anterior de “cárters estrechos” han entrado en producción en la primavera de 1968, con los modelos 250 y 350 (y el año siguiente llegó el 450) que llamó inmediatamente la atención de los apasionados por sus prestaciones y su elegancia técnica.

MIKE HAILWOOD bicilindrico

 

La motocicleta Scrambler fue particularmente famosa, se puede decir que ya es casi una leyenda, y se vendieron decenas de miles de ejemplares.
El modelo deportivo era el veloz e intrépido Mark 3, que pronto fue acompañado por el Mark 3 D, equipado con culata de distribución desmodrómica.

Con esta motocicleta Ducati llegó a ser la primera Casa en el mundo que utilizaba motores con distribución desmodrómica en los modelos de serie.

El sistema de un árbol de levas, con dos balancines de apertura y dos de cierre es similar a aquello utilizado actualmente en los modelos con culata de dos válvulas.

En el 1971 la Mark 3 D se evolucionó en el famoso modelo llamado Desmo, fabricado en tres versiones (250, 350 y 450) que en el último período de su historia fue disponible incluso con freno delantero de disco.

mike-hailwood-250-twin-museum

Otros modelos famosos fueron la 450 T/S y la 450 RT.

Los monocilíndricos de “cárters anchos”, cuya producción se terminó al final del 1974, tenían una excelente predisposición al aumento de potencia, de hecho además de los pocos ejemplares salidos directamente de la unidad de carreras de la Casa y utilizados por pilotos séniors como Bruno Spaggiari y Roberto Gallina, se deben recordar aquellos de serie que fueron transformados en motocicletas de competición por preparadores expertos y que fueron empleados con éxito tanto en pista cómo en las etapas de montaña.

Ducati es famosa en todo el mundo por sus monocilíndricos y por los bicilíndricos en “L” de 90°. Pero no se deben olvidar las maravillosas motocicletas de competición de los años Cincuenta y Sesenta, equipadas con propulsores de dos cilindros paralelos. A partir de la 125 Gran Premio del 1958 con un enorme potencial, los “twin” (gemelos) paralelos se hicieron respetar en las carreras.
Entre todos el ejemplo más fascinante y rentable es sin duda la 250 (en práctica el resultado de la unión de dos 125 GP) utilizada con éxito por Hailwood™.

 

mike hailwood 250 twin 1960
Este fantástico bicilíndrico Desmo equipó también una motocicleta que compitió en Italia con Francesco Villa.

Texto: Massimo Clarke

Share Button
Previous post

Sala 4: Motores Ducati con distribución de engranajes cónicos

Next post

Sala 2: Ducati Siluro 100 - EL TORPEDO -