El ajuste del primer motor multicilíndrico de producción tuvo lugar al comienzo de los años 70, gracias al diseño innovador del Ing. Taglioni de un motor bicilíndrico en L de 90° con distribución de engranajes cónicos.

Éste fue la piedra miliar que marcó el camino de Ducati hacia su posición actual de supremacía en el diseño de motocicletas deportivas.
Hasta ese momento la motocicleta Ducati con la cilindrada más elevada era una 450 monocilíndrica.

mike hailwood ducati TT isle of man

El nacimiento de la gama de motores bicilíndricos en “L” de 750 cc, diseñados como prototipos a través de las motocicletas Gran Prix 500 cc que compitieron en el 1971, no consolidaron sólo la fama de Ducati como constructor de motocicletas de elevada cilindrada, sino que aportó varias innovaciones de carácter técnico.

Propulsadas por el primer motor desmodrómico multicilíndrico, la nueva 750 SS y sus hermanas con válvulas y muelles, han sido las primeras motocicletas en el mercado a tener dos cilindros en L de 90° y el cigüeñal transversal. Esta solución permitía una reducción de las vibraciones gracias al perfecto balanceo primario y una sección delantera más estrecha, característica implícita de este tipo de diseño.

Bruno Spaggiari 1978

Insistiendo en utilizar un método más costoso pero técnicamente más sofisticado, con el fun

cionamiento de las válvulas gracias al cigüeñal cónico vertical y a las levas en la culata, Taglioni ha ofrecido a los clientes Ducati un motor digno de una motocicleta de Gran Premio que, junto a un bastidor que debe su diseño a la legendaria escuela británica de fabricantes de chasis, ha permitido alcanzar un nuevo estándar para una excelente motocicleta deportiva de carretera.

La validez de este nuevo diseño Ducati fue puesta de relieve en el momento de su estreno en la competición de Imola 200 en el 1972, cuando los pilotos Paul Smart y Bruno Spaggiari dominaron todos los otros equipos, llegando en primero y en segundo lugar, con las versiones modificadas de competición de la 750 SS de carretera.

Un año después, en la agotadora competición de resistencia “24 Horas” de Barcelona, que se corre en el circuito de Montjüic, ubicado en el centro de la ciudad, la versión con un grande diámetro interno del prototipo de 864 cc del motor con transmisión de engranajes cónicos ganaba su primera verdadera competición, en las manos de Benjamin Grau y Salvador Canellas.

Mike-Hailwood-isle of man 1978

La victoria se repite en el 1975, anunciando el debut del modelo 900 SS derivado de la misma motocicleta, cuya versión para el público derrotó las más poderosas multicilíndricas japonesas, ganando la Daytona Superbike en el 1977, gracias a Cook Neilson.
Pero fue en el 1978 que la primera motocicleta de la familia de las bicilíndricas

en L alcanzó su mayor victoria, cuando el legendario Mike Hailwood™ escogió una Ducati para la competición que debía marcar su retorno en la Isla de Man, derrotando el team Honda y ganando la Formula 1 TT a una velocidad récord y en uno de los circuitos más difíciles.

Era la coronación ideal del éxito para el “clásico” motor Ducati bicilíndrico en “L”, sin embargo el Ing. Taglioni, con su característica visión, estaba trabajando activamente a su sucesor con transmisión de correa, el Pantah

Texto: Alan Cathcart

Share Button
ducati multistrada 1200s
Previous post

Multistrada 1200s: El touring encuentra la pasión

Next post

Sala 3: Los Monocilíndricos y los Bicilíndricos de tres árboles de levas